Es de vital importancia conocer las diferencias de un seccionador aislado en aire y un seccionador sólido dieléctrico para saber por qué es indispensable cambiar a este último y las múltiples ventajas que se tiene al hacerlo. Es por eso que a continuación te presentamos las razones por las que tienes que realizar esta importante transición.

1. Obsolescencia e implementación de nuevas tecnologías

Hoy en día es vital continuar innovando y no sólo por una cuestión de política empresarial sino de nuevos requerimientos que la industria eléctrica necesita en sus seccionadores para un correcto funcionamiento en cada parte de sus procesos.

El seccionador aislado en aire fue ampliamente aceptado para distribución de voltajes que van desde 4kV hasta 27kV. Pero hoy en día, el uso del este seccionador esta descontinuando debido a sus limitantes que se adaptaban a una red de voltaje medio. Todo esto da paso al uso del seccionador sólido dieléctrico que, en comparación con el anterior, su distribución de voltajes es mucho mayor, yendo de los 15kV, pasando por los 17kV y llegando hasta los 38kV. Asegurando con esto un mayor rendimiento

2. Seguridad a la hora de manipular

Es de relevante cuidar el bienestar de nuestro personal en todo momento, sobre todo cuando se interactúa con este tipo de componentes.

Los seccionadores sólidos cuentan con protección electrónica, monitoreando la corriente de carga y al presentarse una sobrecorriente, por sobrecarga o por corto circuito, abre el circuito para soportar sobretensiones a frecuencia industrial, las sobretensiones de origen atmosférico y las sobretensiones de maniobra de frente escarpado.

Además, el seccionador solido dieléctrico es menos susceptible a inundaciones, ingreso de animales, acumulación de humedad y al ingreso de algún tipo de desecho extraño en su interior.

Es por eso que esta clase de seccionadores ofrece una construcción compacta y modular, diseñados de una manera tan orgánica y detallada con el objetivo proteger siempre el equipo y a su instalador.

3. Mantenimiento ágil

A la hora de elegir un seccionador se deben tener en cuenta varios factores importantes que a futuro nos ahorre tiempo y agilicen su mantenimiento.

Recordemos que es un común vernos afectados por picos de tensión, un riesgo inevitable a medida que los sistemas de distribución y las cargas se hacen más complejas, aumentando las posibilidades de sobretensiones transitorias. Los motores, condensadores y equipos de conversión de energía tales como los variadores de velocidad pueden ser generadores importantes de picos de tensión. La caída de rayos sobre líneas de transmisión a la intemperie puede también ser causa de transitorios de gran energía extremadamente peligrosos.

Por su seguridad de alimentación, continuidad del servicio e indiferencia al entorno, menor susceptibilidad a inundaciones, ingreso de animales, acumulación de humedad y al ingreso de algún tipo de desecho extraño en su interior. El  seccionador solido dieléctrico es la elección que le dará tranquilidad.

Es por eso que es de suma importancia elegir un seccionador que cumpla con las exigencias más extremas de trabajo, que debido a su estructura, sea fácil su constante mantenimiento.

4. Relación con el Medio Ambiente

Valorar el comportamiento de un producto que esta directamente expuesto a la intemperie, es un factor que no se debe de tomar a la ligera. Es por eso que cambiar el seccionador aislado en aire por un seccionador sólido dieléctrico debe de ser una prioridad, te explicamos por qué.

El seccionador aislado en aire cuenta con unas cuchillas y contactos que son susceptibles a la humedad, desalineación y desgaste excesivo que puede causar corrosión degradando el rendimiento del equipo.

En cambio, el seccionador sólido dieléctrico  cuenta con un mecanismo de acero inoxidable 304, carcasa y componentes encapsulados en epoxi para resistir a los entornos ambientales más duros. Está diseñado para operar en periodos prolongados, entornos sumergibles y mantener la energía en caso de inundaciones. 

Además, debemos de mencionar que gracias a esto se evita que sus componentes generen un impacto directo con el medio ambiente, manteniendo así el cuidado y la protección en todo momento con el entorno en el que se encuentre.

5. Automatización y rendimiento

Con el tiempo y los múltiples avances tecnológicos en el rubro, la automatización dentro de los seccionadores se ha vuelto un factor vital para mejorar su rendimiento y su ciclo de vida de forma considerable; y además, disminuir los costos operativos y de mantenimiento que estos conllevan.

El seccionador sólido dieléctrico fue diseñado con soluciones de automatización. Los sistemas de autorreparación pueden tener un impacto significativo en las operaciones generales, limitando la necesidad de usar personal técnico para la manipulación manual y reconfiguración del dispositivo.

Por ejemplo, los relés inteligentes pueden controlar el desgaste de los contactos y activar una alarma cuando un dispositivo ha llegado al final de su vida útil.

6. Valor

Por ultimo, debemos hablar sobre el valor de costo / beneficio que aporta. Debido a todas las cualidades que ya mencionamos en puntos anteriores, el seccionador solido dieléctrico es la mejor opción ya que está diseñado para ser un sustituto directo de los tipos de aislamiento existentes lo que lo hace muy versátil a la hora de elegir trabajar con el.

Convirtiéndose así en una solución económica comparable que ofrece mayor calidad y fiabilidad, lo que puede reducir significativamente el total de adquisición.

Recuerda que los seccionadores por naturaleza son equipos versátiles que se adaptan a las necesidades de cada proyecto. ¿Quieres saber más acerca de ellos? Con gusto podemos ponernos en contacto, da clic aquí para más información.

Somos una compañía con un amplio servició profesional en el desarrollo y construcción de redes de distribución y transmisión eléctricas, instalaciones aéreas y subterráneas, instalaciones de baja, media y alta tensión y todo lo referente al alumbrado público.

Entradas recomendadas