Subestacion de electrica

Desde los inicios de la distribución eléctrica hasta la actualidad; se han implementado integraciones de aparatos, circuitos entre otros aditamentos para regular y/ modificar parámetros diferentes en el despacho de la energía. Permitiendo así un flujo de alta confiabilidad, alternatividad y continuidad de los servicios eléctricos demandados por el usuario final.

¿Qué son, cómo funcionan y qué importancia tienen en la industria?

Las subestaciones eléctricas son las principales responsables de los puntos de conmutación o interconexión entre otros sistemas eléctricos.  Con ellas es posible aumentar o reducir la potencia eléctrica (voltaje y corriente); generando un control de flujo de la energía, un medio de seguridad y protección de las líneas de un sistema, para el equipo y para el personal de mantenimiento y operación.

Forman parte de un sistema integral de un sistema de potencia, y su participación es fundamental en las centrales de generación, sistemas de transmisión, sistemas de distribución de energía y la entrega a los usuarios.

Sus funciones principales son:

  • Entregar la potencia requerida al usuario final sin interrupciones.
  • Abarcar un área geográfica determinada el suministro de una red.
  • Encargada de que el suministro sea seguro.
  • Reducir el tiempo de la duración de las fallas.
  • Desconexión de elementos dentro de un sistema para mantenimiento o reparación.
  • Controlar flujos de potencia mediante switcheo

Por lo general, las subestaciones de las ciudades están dentro de los edificios para así ahorrar espacio y reducir la contaminación que puede filtrarse. En cambio, las instalaciones al aire libre se sitúan a las afueras de los núcleos urbanos para mayor seguridad. Existen dos tipos de subestaciones:

  • Subestaciones de transformación. Transforman la tensión de la energía eléctrica mediante uno o más transformadores. Puede ser elevadoras o reductoras de tensión.
  • Subestaciones de maniobra. Conectan dos o más circuitos y realizan sus maniobras. En este tipo de subestaciones la tensión no se transforma.

El elemento principal de las subestaciones eléctricas es el transformador que se encarga de modificar la tensión de la energía eléctrica mediante el aumento de la intensidad y la potencia constante.

Mantenimiento preventivo para mejor rendimiento en la industria

Las subestaciones eléctricas son necesarias para lograr una mayor productividad. Su importancia yace en la adecuada integración industrial y/o comercial, la continuidad y calidad de la energía consumida por los diferentes equipos o maquinarias.

Estas requieren mantenimiento, para asegurar el correcto funcionamiento de las mismas, con el objetivo de detectar con anticipación posibles fallas que puedan presentarse, con esto se asegura que la subestación estará funcionando normalmente libre de desperfectos e interrupciones inesperadas.

Las consecuencias que se tienen por la falta de mantenimiento son muy graves ya que pueden ocasionar el paro de todas las actividades de la empresa, en ocasiones hasta por varios días y también pueden provocar fatales accidentes.

La frecuencia recomendada para realizar el mantenimiento de las subestaciones eléctricas es de un año, si esto se respeta se mantendrá información reciente y confiable del estado en el que se encuentran las subestaciones y se puede tomar de manera inmediata acciones cuando se detecte alguna desviación o falla inminente, a fin de que ésta no escale y se convierta en una falla grave.

Sin duda alguna la mejor opción de subestaciones eléctricas para tus proyectos de alto nivel. En EEBC® proveemos soluciones confiables, ayudando a mantener la operación continua de la red eléctrica. Para más información contáctanos dando clic aquí y en breve uno de nuestros especialistas te atenderá y resolverá todas tus dudas.