La dispersión de las líneas de distribución eléctrica no serían posibles sin un sistema de cableado que proporcione no sólo el insumo vital para su funcionamiento: la electricidad, sino también la seguridad que estás herramientas deben poseer para cuidar la maquinaría en las cuales desemboca el recurso.

Los cables de alta tensión tienen una variedad de aplicaciones en instrumentos, sistemas de ignición y transmisión de potencia en corriente alterna y continua. Pueden ser de cualquier longitud, pueden ser relativamente cortos en equipos eléctricos, más largos dentro de edificios o como cables enterrados en una planta industrial, o para distribución de potencia, siendo los tramos más largos los cables submarinos bajo el océano para transmisión de energía eléctrica.

Te contamos todo lo que conviene a los cables de potencia y su relevancia en la industria eléctrica.

Conductores diseñados para cumplir los requisitos más exigentes

Por su durabilidad, utilidad y capacidad de transporte de potencia, los cables de potencia son los conductores flexibles preferidos para instalaciones industriales, redes urbanas, edificios y equipos móviles.

Un cable de potencia de calidad tiene que estar diseñado para cumplir los requisitos más exigentes: flexibilidad, máximo rendimiento eléctrico, resistencia a temperaturas máximas y mínimas, y a los ataques químicos. 

En general, el aislamiento del cable está diseñado para soportar el estrés causado por la alta tensión y para prevenir el contacto directo del conductor de alta tensión con otros objetos o personas. Los empalmes y terminales del cable son diseñados para prevenir la ruptura del aislamiento en los extremos del cable.

En EEBC proveemos a nuestros clientes de conductores de potencia de la más alta calidad para asegurar el éxito en la red de distribución eléctrica en cualquier industria en la que sea aplicada a través de compañías comprometidas con la seguridad: Viakon, Kobrex, Condumex y IUSA. Que gracias al diseño de sus materiales, pueden ser instalados en todo tipo de condiciones ambientales: zonas húmedas y secas, instalación al aire libre, enterrado, e incluso sumergido en agua. Estas características garantizan una mayor vida útil de la instalación eléctrica y reducción del riesgo de fallos eléctricos.

Principales características en el funcionamiento de los cables de potencia

Te compartimos a continuación datos relevantes que debes conocer a la hora de manipular el cableado de potencia:

  • Existen dos tipos de aislamientos para cable de potencia: Aislamiento termoplástico y aislamiento termoestable.
  • Están compuestos principalmente por conductor eléctrico, aislante, elementos auxiliares que protegen el cable, blindado y cubierta, está última protegiendo todos los materiales internos.
  • Cada cable tiene una designación según norma. Esta denominación está compuesta por un conjunto de letras y números, cada uno con un significado específico. Esta designación alude a una serie de características del producto (materiales, tensiones nominales, etc.) que facilitan la selección del cable más adecuado a sus necesidades, evitando posibles errores de suministro de un cable por otro.
  • Dependiendo de la tensión para la que están preparados para funcionar los cables se categorizan en grupos de tensiones que van por rangos de voltios.
    • Cables de muy baja tensión (Hasta 50V)
    • Cables de baja tensión (Hasta 1000V)
    • Cables de media tensión (Hasta 30kV)
    • Cables de alta tensión (Hasta 66kV)
    • Cables de muy alta tensión (Por encima de los 770kV)
  • Los colores de los cables eléctricos se rigen por la Norma de la Comisión Eléctrica Internacional IEC 60446. Para la identificación de los conductores están permitidos los siguientes colores: negro, marrón, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta, gris, blanco, rosa y turquesa.

Tensiones del cableado de potencia

La tensión de un cable eléctrico se mide en voltios y, dependiendo de estos, se categorizan en un grupo u otro:

  • Baja Tensión hasta 750 V: en diversidad de aplicaciones, y con recubrimientos termoplásticos y termoestables. Están diseñados y construídos según normas armonizadas.
  • Baja Tensión hasta 1.000 V: (también denominados (0,6/1 kV). Los cables de este apartado son utilizados para instalaciones industriales de potencia en diversos ámbitos (industria general, instalaciones públicas, infraestructuras, etc.). Están diseñados según normas internacionales (UNE, IEC, BS, UL).
  • Media Tensión: de 1 kV hasta 36 kV. Se utiliza para distribuir la electricidad desde las subestaciones eléctricas hasta las centrales transformadoras.
  • Alta Tensión: desde 36 kV. Se utiliza para transportar la electricidad desde las centrales generadoras hasta las subestaciones eléctricas.

En EEBC® proveemos de múltiples cableados de las marcas más reconocidas a nivel internacional, cumpliendo con estrictos estándares de calidad y certificaciones que harán más rápido, eficiente y fácil el trabajo de instalación en tus proyectos. Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para cotizar y obtener más información dando clic aquí. Uno de nuestros agentes se comunicará a la brevedad para ofrecerte el mejor servicio y resolver todas tus dudas.

Entradas recomendadas